La importancia de comunicar malas noticias en Medicina


El año pasado ya toqué el tema de la comunicación médico-paciente y del problema que existía debido a la poca formación en este ámbito que reciben los facultativos.

Hace dos días estaba leyendo un artículo del Dr. F. García Díaz titulado “Comunicando malas noticias en Medicina: recomendaciones para hacer de la necesidad virtud” (Med. Intensiva. 2006 Dec;30(9):452-9) y me resultó altamente interesante. Quienes no somos médicos tal vez no nos hemos planteado nunca -quizás porque no nos hemos visto en una situación que así lo requiriese- el momento de tener que dar una mala noticia en torno a una enfermedad. Pero, ¿qué es una mala noticia en Medicina? Citando al Dr. García Díaz en su artículo que acabo de mencionar, una mala noticia es “aquella que drástica y negativamente altera la propia perspectiva del paciente, o de sus familiares, en relación con su futuro. El resultado es un desarreglo emocional o de comportamiento que persiste un tiempo después de que la noticia es recibida”. En muchas ocasiones nada tiene que ver el grado de gravedad de esa enfermedad o del diagnóstico, sino del estado personal-social de la persona que recibe la noticia.

La personalidad del facultativo, su capacidad de empatía, su forma de expresarse, el entorno donde se encuentre a la hora de dar la noticia y la claridad con que lo haga, serán determinantes para sus oyentes y su reacción. Pero aunque el médico sea un experto en dar este tipo de noticias es muy importante conocer al paciente o a los familiares a quienes se les está comunicando un resultado. Hay que tener en cuenta la edad de los interlocutores, el conocimiento previo de la enfermedad, sus creencias religiosas o incluso su nivel cultural. También hay que ser conscientes de que, aunque el paciente tiene derecho a saber qué le pasa, hay muchos que no quieren saberlo, y esto puede dificultar hablar de posibles tratamientos o intervenciones posteriores.

Un grupo de oncólogos, liderados por W.F. Baile y R. Buckman, establecieron un protocolo para la comunicación de malas noticias en Medicina, escalonado en 6 pasos y que pretendía facilitar y guiar al facultativo en su entrevista con el paciente. El Dr. García Díaz también propone un protocolo de actuación en estos casos:

  1. Preparación de la entrevista.
  2. Descubrir qué sabe el paciente previamente.
  3. Reconocer cuánto quiere saber el paciente.
  4. Comunicar la información al paciente.
  5. Saber responder a las reacciones del paciente.
  6. Diseñar un plan terapéutico a seguir.

Quiero agradecer al Dr. Fernando García que me haya permitido colgar su artículo en pdf en esta entrada del blog.

Antes de terminar, me gustaría también citar la entrada que ha publicado hoy Salud con cosas titulado “decir lo siento“. Y es que creo que son dos temas que están relacionados, puesto que nunca es fácil dar una mala noticia y también nos suele costar bastante reconocer nuestros errores y pedir disculpas. Su autor escribe:

Pedir disculpas es una de las partes fundamentales de la gestión de errores y eventos adversos en sanidad, ya que es fundamental asumir el error y comunicarlo al paciente.

Además ofrece el enlace a esta guía llamada “Say sorry” elaborada por la Sociedad Danesa de Seguridad del Paciente.

Y para terminar, un poco de humor. La excelente película “Amanece que no es poco” (José Luis Cuerda, 1988) tiene una escena muy curiosa donde el médico comunica al hijo de su paciente que éste se está muriendo. No he encontrado el vídeo, así que os dejo aquí la transcripción:

Médico: ¡Se te está muriendo divinamente, te lo juro! Tenía ganas de que vinieras para poder decírtelo. Puedes estar orgulloso, ¡de verdad!, de los años que llevo de médico nunca había visto a nadie morirse tan bien como se está muriendo tu padre. Qué irse, qué apagarse, con qué parsimonia. Estoy disfrutando que no te lo puedes ni imaginar…

Hijo del paciente: ¿Y él sufre?

Médico: Por fuerza, seguro que sí, ¿no ves que se le está yendo la vida?

Más información sobre el tema:

4 comentarios en “La importancia de comunicar malas noticias en Medicina

  1. Pingback: ¿Qué pasa cuando el personal sanitario es agredido? « Biblioteca Médica Virtual – Blog

  2. Pingback: ¿Y él sufre? « Biblioteca Médica Virtual – Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s