¿Presupuesto bajo?


20111122-220824.jpg

Muchas bibliotecas están sufriendo recortes en sus presupuestos, lo que pone en peligro la renovación de las suscripciones y, obviamente, impide la suscripción de nuevos recursos. En situaciones así parece que los bibliotecarios no podemos hacer mucho. Y digo “parece” porque siempre se puede hacer algo. Hoy en Twitter quise mover una lluvia de ideas con el hashtag #bajopresupuesto? A continuación os dejo las ideas y os animo a aportar las vuestras. Juntos podemos ser más eficientes con nuestros recursos:

  • Si los usuarios tienen wifi en la biblioteca, podrán utilizar sus propios portátiles y iPad. Así ahorramos en compra de PC’s.
  • Utiliza herramientas multimedia gratuitas en la formación de usuarios. Crea videotutoriales, FAQ’s, chat. Ahorraremos tiempo.
  • Llegar a acuerdos con otras bibliotecas y pedir presupuestos conjuntos para suscribir revistas. Pueden hacer facturas separadas para cada hospital.
  • Preguntar a los usuarios: quizás accedan a publicaciones por asociaciones médicas, colegios profesionales, etc. No contratemos esos mismos títulos.
  • La infrautilización de los recursos contratados es malgastar el dinero. Utilicemos la imaginación para potenciar su uso.
  • Evaluar el uso de la colección. Si un título no se consulta puede ser más rentable el pay per view.

¿Qué os parece? ¿Qué más podemos hacer para ahorrar un poco? Tenéis el apartado comentarios para explayaros.

6 comentarios en “¿Presupuesto bajo?

    1. Yo utilizo herramientas de Google para los calendarios, los formularios y el almacenamiento de documentos para compartir, también para el chat para el servicio de referencia online. WordPress para crear la página web, Screenr para hacer videotutoriales, etc.

      1. juanbravoa

        Bueno, en realidad me refería a los sistemas operativos tipo Windows y las herramientas de ofimática como Office que pueden ser sustituidos por Linux y Open Office, por ejemplo.

      2. El único problema es que eso ha de hacerse a nivel institucional y muchas veces los bibliotecarios en nuestras bibliotecas y los sanitarios en sus consultas no tenemos libertad para instalar nada. Los programas vienen dados desde arriba y para cambiar cualquier cosa ya necesitas una autorización expresa. Y esta autorización no llega nunca a tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s