La sugerencia de envío de manuscritos a revistas hermanas


Hoy os traigo un post para plantear una cuestión. De un tiempo a esta parte está aumentando el número de revistas que yo llamo “hermanas”. Muchas revistas indexadas en JCR, con su cuartil y su factor de impacto, tienen revistas de temática similar que normalmente son Open Access (OA) o aceptan la publicación en OA, pero no están indexadas.

Es posible que os haya pasado que al recibir una negativa de publicación en una de estas revistas indexadas, el mismo editor os sugiera la publicación en otra de sus revistas, de la misma especialidad, nombre parecido en muchos casos, pero que no está indexada. Y aquí surge la duda: tus revisores me han rechazado el manuscrito en tu revista indexada pero me estás diciendo que me lo vas a publicar en tu revista “hermana”. Puede que sea OA, así que además deberé pagar por los APC (Article Processing Charge). No sabemos si la intención de estos editores es alimentar estas revistas de cara al Plan S (en el caso de que sean revistas totalmente Open Access), si quieren llevarse el artículo a su negociado quizás para empezar a alimentar una revista OA que puede llegar a posicionarse por citas (no es lo suficientemente bueno o impactante como para publicarlo en la revista principal, pero tampoco es lo suficientemente malo como para preferir que lo publique otra editorial).

Y aquí surge la duda: investigadores y autores que quieren publicar los resultados de sus investigaciones y observaciones, pero que al mismo tiempo se sienten apurados por la presión de tener que publicar en revistas indexadas y a ser posible con alto factor de impacto, ya sea para una acreditación ANECA (en España) o consecución de fondos o becas para seguir investigando y publicando.

¿No es hora de empezar a evaluar a los autores por sus trabajos y no por la revista en la que se publican? ¿Será el Plan S una solución a pesar de todos los flecos que parece que tiene? ¿Qué alternativas ofrecerán las editoriales que ahora están tan a gusto con su modelo de negocio? Está claro que se avecinan grandes cambios, pero hasta que lleguen: ¿cuál es la mejor opción?

Evaluando la calidad de la información de salud en la web


¿Quién nos asegura que la información de salud que consultamos en Internet es fiable? Tenemos que guiarnos por la página web donde se encuentra. Si confiamos en el productor o difusor de la información, no dudaremos (demasiado) de la información que nos ofrece.

Pero, ¿qué indicadores podemos tener en cuenta para decidir si confiar o no en un sitio web de salud? A simple vista podemos buscar los sellos de calidad que ofrecen algunas entidades después de evaluar y comprobar que la web cumple ciertos requisitos (por ejemplo los de HonCode). En la imagen os dejo cuatro sellos de cuatro instituciones diferentes:

Pero en el caso de que encontréis una web con información interesante y sin sello de calidad, podéis intentar hacer vuestra propia evaluación. Para ello podéis seguir las indicaciones que apuntan en este video que ha compartido mi colega Concha Campos en el blog biblioGETAFE:

Evaluating Internet Health Information: A Tutorial from the National Library of Medicine.

Por cierto, este blog consiguió acreditarse como Web Médica Acreditada y según los principios de HONCode el año pasado. Pero recordad que la autora de este blog no es médico ni tiene conocimientos en medicina o enfermería, y por esa razón os exhorto a seguir los vínculos a la fuente original que cito en cada post.

http://bit.ly/chEyRe
http://bit.ly/chEyRe
http://bit.ly/chEyRe

Ya somos Web Médica Acreditada



Web Médica Acreditada. Ver más información

Durante los días que he estado de vacaciones he recibido el correo de Ángela Leis, directora adjunta de Web Médica Acreditada – Colegio Oficial de Médicos de Barcelona, comunicándome que tras la evaluación del blog, éste se ajusta a las recomendaciones que realizan en su código de conducta, por lo que efectivamente nos acreditan.

Web Mèdica Acreditada (WMA) es un programa de calidad dirigido a páginas web con información médica, que certifica mediante un proceso de revisión, que las webs que se adhieren voluntariamente a dicho programa cumplen un conjunto de requisitos de calidad, creando una comunidad virtual de confianza en Internet tanto para los usuarios en general como para los profesionales de salud.

Más información: