I’ll blow your mind, I’ll show you how to find


Creo que no me cansaré nunca de comentar aquí, decir en twitter, contar a mis amigos, conocidos y gente que me siga, lo orgullosa que me siento de formar parte del gremio de bibliotecarios/archiveros/documentalistas. Y no me refiero sólo a las ciencias de la salud, sino a todos los ámbitos (y son muchos: universidades, colegios, bibliotecas públicas, museos, centros de documentación, medios de comunicación, archivos, empresas privadas y públicas…). Creo que las nuevas tecnologías nos han dado una libertad tremenda a la hora de desarrollar nuestras habilidades de búsqueda, almacenamiento y difusión de la información (entre otras cosas). Nos han dado también la oportunidad de poder desterrar la imagen de bibliotecarios huraños, encerrados en bibliotecas silenciosas y molestos por el menor ruido. Las nuevas tecnologías nos han permitido desarrollar (más) nuestra faceta docente. Como dicen en el video que os pondré en un momento: “I’ll blow your mind, I’ll show you how to find”.

Hoy os voy a presentar a Nieves González, bibliotecaria de la Universidad de Sevilla y profesora de Biblioteconomía de la Universidad Pablo Olavide de Sevilla. Ella es de las que hacen escuela en esto de las bibliotecas 2.0. De hecho, su blog se llama así: Bibliotecarios 2.0: experimentación y aprendizaje. De él (que espero que visitéis porque se puede aprender mucho), copio este video realizado por el personal bibliotecario (y algunos estudiantes) de la Universidad de Washington

XIII Jornadas Nacionales de Información y Documentación en Ciencias de la Salud


Voy a estar unos días sin publicar nada en el blog. Del 14 al 16 de octubre tendrán lugar en Oviedo las XIII Jornadas Nacionales de Información y Documentación en Ciencias de la Salud, a las que asistiré en calidad de ponente con dos comunicaciones y un póster.

La primera comunicación la hago en solitario y tratará sobre el uso de herramientas 2.0 para mejorar los servicios de la biblioteca.

La otra comunicación es conjunta y en ella hablaremos sobre una plataforma Netvibes que hemos creado para estar en contacto y trabajar en grupo desde diferentes puntos geográficos (desde España: Salamanca, Torrevieja y Barcelona; desde Portugal: Lisboa). Lo “bueno” de Netvibes es que nos permite disponer de un espacio de trabajo privado sólo para los miembros del grupo, y otro espacio público para todo aquel que busque información.

El póster también es fruto de una colaboración y trabajo en grupo. Algunos bibliotecarios de la Comunidad Valenciana (Facultad de Medicina de la Universidad Miguel Hernández, Hospital General de Alicante, Hospital de Alzira y Hospital de Torrevieja) estamos colaborando en la creación de una biblioteca virtual sanitaria en el marco de un portal de cooperación internacional para países en desarrollo.

Lo dicho, durante esta semana no estaré disponible… ¡o eso espero!

¿Has estudiado “Bibliote-qué”?


Me sorprende que todavía haya gente que no sepa que nuestra labor como bibliotecarios viene avalada por una carrera universitaria. Una diplomatura. Pero es que además también existe una licenciatura de segundo ciclo. Hoy en día, para llegar a  mi puesto de trabajo, se necesita una licenciatura. Y en mi hospital, además, tenía que ser específica de Biblioteconomía y Documentación.

Con el Plan Bolonia todo esto cambia y pasa a ser un “Grado”: el Grado en Información y Documentación, con una duración de 240 créditos.

Os voy a hablar de mi carrera. En lo que antes era la diplomatura (Diplomatura en Biblioteconomía) se aprendía todo lo relacionado con el trabajo en una biblioteca, en un archivo y en un centro de documentación. Teníamos asignaturas que iban desde los lenguajes de programación, hasta la paleografía y diplomática donde aprendemos a distinguir una letra gótica de otra carolingia; desde catalogación de todo tipo de obras hasta la restauración de un libro antiguo; desde la descripción y recuperación de documentos de archivo hasta la producción y difusión de la información digital. Y muchas asignaturas más. 3 años muy completos e interesantes.

En lo que era la Licenciatura en Documentación (de 2º ciclo, es decir, era necesario contar con un título universitario previo para poder cursar esta carrera) nos centrábamos más en la gestión de unidades de información. Personalmente la licenciatura me gustó más que la diplomatura, quizás porque ya contaba con unos conocimientos previos, una experiencia que me permitía ver las asignaturas de otra forma, con más aplicación práctica y válida para el trabajo real.

¿Qué salidas tienen estos estudios? Tiene tantas salidas, en tantos campos diferentes, que sería imposible enumerarlos ahora. Se puede trabajar tanto en el sector público como en el privado. En todas las áreas del conocimiento. Se puede trabajar en Bibliotecas (infantiles, públicas, especializadas, privadas, virtuales…), se puede trabajar en Archivos (provinciales, generales, privados de una empresa…), se puede trabajar en Museos (mi anterior trabajo lo realicé en el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología, en Madrid), se puede trabajar en un Centro de Documentación (por ejemplo especializado en la Unión Europea). Puedes, incluso, montar tu propia empresa.

¿Que qué hago en mi trabajo? Pues doy cursos de formación de usuarios, gestiono la colección de la biblioteca (en mi caso el 99.9% son revistas on-line), llevo un registro de todo el material que publica el personal de mi hospital, también de las comunicaciones y póster que presentan en los congresos, busco artículos a texto completo en revistas que jamás llegaríais a imaginar que existen, hago búsquedas bibliográficas para encontrar la última información publicada sobre un tema, manejo varias bases de datos y herramientas especializadas en ciencias de la salud para localizar información,  sigo bastantes blogs, páginas web y cuentas de twitter para intentar estar actualizada en todo momento. Procuro hacer cursos para reciclarme y seguir aprendiendo. Comento novedades, intercambio información y charlo con colegas de profesión (no necesariamente en el ámbito de las ciencias de la salud). El 90% de mi trabajo lo paso en Internet.

Mucha gente piensa que nuestra figura puede llegar a desaparecer, ya que toda la información está en internet. Sí, afortunadamente toda -o casi toda- está en internet. Pero hay que saber dónde buscarla. Y cómo. Y lo más importante: hay que saber qué seleccionar de toda la información que vamos a encontrar. Dos personas pueden llegar a un mismo resultado con distintos métodos de búsqueda, pero sólo quien sepa dónde buscar y cómo tardará menos tiempo. Y el tiempo es un valor muy importante para las empresas. Y para los médicos. Si se presenta el caso de un paciente con una enfermedad rara que requiere una intervención, el médico va a necesitar toda la información disponible y pertinente sobre ese tipo de enfermedad, sobre las intervenciones que se han realizado y los resultados obtenidos. Si este médico deja de atender a sus pacientes para realizar la búsqueda, el tiempo que tarde en conseguir unos resultados será tiempo que no dedique a los pacientes.

Más información: