Enseñando herramientas colaborativas


Google DocsEl lunes di, por primera vez y a un grupo, un curso sobre cómo utilizar Google Docs y Twitter. A raíz de este post me pidieron que si podía dar un pequeño curso introductorio de estas herramientas, acepté y el lunes fue el día.

Si algo tenía muy claro es que un curso de este tipo tenía que ser totalmente práctico. Digamos que no lo preparé, es decir, no hice ningún power point ni ningún prezi ni siquiera apuntes. Sólo tenía un esquema de cómo iba a conducir el curso, y así fue como lo hice: cada uno de nosotros necesitaba una cuenta de correo en Gmail, por lo que los alumnos que aún no tenían cuenta se crearon una. El siguiente paso fue acceder a Google Docs. Les expliqué desde dónde se podían crear un documento (los tipos de documentos que había) y luego abrí uno que ya había creado anteriormente. Probamos las opciones para compartir y empezamos a probar cómo se veía cuando todo el mundo empezaba a escribir a la vez en el mismo documento. De repente, 8 usuarios a la vez modificaban un solo documento, y cada uno podía ver en tiempo real lo que estaban escribiendo los demás. Con Google Docs evitamos tener que estar controlando versiones, enviando por correo electrónico cada vez que se hacía un cambio…

Les conté cómo utilizo los formularios de Google Docs en la Biblioteca para que los usuarios puedan solicitarme búsquedas bibliográficas, o me puedan enviar la información de los artículos que publican o de las comunicaciones y póster que presentan en los congresos. Les mostré cómo se recogía la información de los formularios y cómo Google te mostraba un resumen de los resultados con gráficos.

CursosTW

Y llegó el momento de Twitter. Empecé con un poco de teoría contándoles cómo y cuándo había nacido Twitter. Hablamos de crowdsourcing, de la inteligencia colectiva, del poder de la información como usuarios, pero también como empresa. Luego cada uno se abrió una cuenta (algunos usuarios ya tenían cuenta). Aquí les expliqué la importancia de poner un nombre corto, pero a ser posible que pudiera definirnos. Les hablé de la importancia de la Bio, ya que es lo que normalmente la gente lee antes de decidirse a seguir o no a un usuario. Les expliqué que con las nuevas notificaciones se podía llegar a sufrir un exceso de correos, así que teníamos que decidir qué información queremos que nos llegue. Dependiendo de la actividad de nuestra cuenta recibir correos electrónicos por cada movimiento se puede convertir en spam. Luego empezamos a seguirnos entre nosotros y empezaron las preguntas como metralletas, los que se habían atascado, los que ya iban por delante y querían respuestas concretas a detalles puntuales en el uso de Twitter, los que se adelantaban a los problemas que se pueden generar cuando sigues a mucha gente, cuando te sigue alguien que no quieres que te siga, cuando quieres enviar un DM y cuando quieres centrar tu atención en un tema (con hashtags) o en un grupo de gente (listas).

A pesar de las tres horas que duró el curso, me quedé sin tiempo para terminar de explicar todo lo que tenía previsto, así que he tomado algunas notas y el próximo curso que dé sobre este tema lo llevaré de otra forma. Es lo bueno de no ceñirse a una presentación, el curso evoluciona libremente según los alumnos lo permiten. Siempre se dejarán de ver cosas, pero también surgirán nuevos temas que de otra forma jamás se hubieran podido ver. Ahora a esperar a la siguiente sesión.

Tenía intención de haber pasado un cuestionario a los alumnos para recibir feedback y ver cómo puedo mejorar (que una cosa es la que yo haya percibido y otra la que ellos hayan vivido). Quería hacer este cuestionario con Google Docs, pero hoy martes no he podido acceder a ningún servicio de Google desde el trabajo, así que no he podido hacerlo. A ver si mañana tengo un rato y lo elaboro, ¿qué preguntas podría hacerles? ¿Me ayudáis a redactarlas utilizando los comentarios?

Los bibliotecarios ante los desastres naturales


Japón

Los bibliotecarios en ciencias de la salud podemos aportar nuestro granito de arena para ayudar en situaciones de desastres naturales como el terremoto que asoló el año pasado Haití o el de Japón del 11 de marzo. En las bibliotecas hospitalarias americanas existe un protocolo por el cual las bibliotecas distantes entre sí se ponen de acuerdo para que, en caso de que se produzca un evento en el territorio de una de ellas, la otra atienda a los usuarios en los servicios necesarios. Y es que a veces, localizar la información correcta en el momento preciso puede ser el punto de inflexión para salvar con éxito una situación.

Me gustaría dejaros aquí algunos enlaces a recursos relacionados con desastres naturales, que tal vez os puedan ser útiles:

Estoy segura de que estoy olvidando muchos, pero siempre podéis colaborar incluyéndolos en los comentarios de este post.

Google Translate in Medicine


Los teléfonos Android disponen de una nueva interfaz denominada “Conversation Mode” y que permite conversar con otra persona que esté cerca y que hable otro idioma. Sí: el teléfono haría de traductor.

No dispongo de un teléfono android, pero en el siguiente vídeo podéis ver cómo funciona. Es bastante sencillo, sólo es necesario seleccionar el idioma, hablar, el teléfono reconocerá lo que hemos dicho y lo traducirá al idioma deseado, reproduciendo la conversación en alto para que nuestro interlocutor pueda escucharlo (más información):

Descargar la aplicación:

http://tinyurl.com/36y2k59
http://tinyurl.com/36y2k59
http://tinyurl.com/36y2k59

Qwiki – The Information Experience


qwiki

Ya había comentado alguna vez que la innovación no tiene que significar “invención”, sino más bien un nuevo uso de lo cotidiano. La revolución en la búsqueda de información llegó con Google: una nueva forma de buscar y de mostrar la información. Ahora le toca el turno a Qwiki.

Qwiki es un buscador, aún en fase de pruebas y al que se accede mediante invitación (si quieres una déjame un mensaje en este post y te la envío). La novedad: al hacer la búsqueda no vas a obtener enlaces a otras páginas web, sino que vas a encontrar directamente la información. Bueno, más que “encontrar” yo diría “ver y escuchar”. Lo mejor es que lo compruebes tú mismo. En el siguiente enlace se puede ver un ejemplo de una búsqueda sobre la enfermedad de Parkinson. Al terminar, te ofrece un resumen por si quieres volver a ver la presentación o compartirlo, otro apartado con presentaciones relacionadas con nuestra primera búsqueda y un tercer apartado con información relacionada en Internet: en la Wikipedia, en Google, en Fotopedia y en Youtube.

resultados

¿No os parece que estamos ante el nuevo concepto de Enciclopedia? Eso sí, en inglés.

 

http://www.qwiki.com
http://www.qwiki.com
http://www.qwiki.com

Google Body Browser


google body browser

El jueves me llegaba la información vía twitter y el viernes ya salía en las noticias: llega Google Body Browser. Yo aún no he podido probarlo porque es necesario que el navegador soporte WebGL o tener instalado, por ejemplo la versión 9 del navegador Chrome. Sin embargo en el vídeo que os dejo a continuación tenéis un ejemplo de su funcionamiento.

Y ahora llega la pregunta: para un estudiante que quiere repasar y estudiar anatomía, ¿tendrá suficiente con Google Body Browser o necesitará pagar cantidades desorbitadas por acceder a otros recursos de anatomía en 3D?

http://bodybrowser.googlelabs.com/index.html
http://bodybrowser.googlelabs.com/index.html
http://bodybrowser.googlelabs.com/index.html

 

Metaweb


Si nos descuidamos, nos indizan hasta el twitt que acabamos de borrar. Por cierto que este “control de autoridades” para la polisemia me parece muy bueno.

Y vosotros, ¿cómo veis la dirección que está tomando la web? ¿Es esto factible? ¿Podemos hablar ya de web 3.0?

Pubgle y Pubmed.es


 Alguien me ha preguntado si conocía Pubgle y yo he contestado que sí, y casi podía asegurar que tenía hecha una entrada en el blog sobre esta herramienta, pero al intentar localizarlo me he dado cuenta de que no había escrito sobre ello, así que hoy toca presentaros Pubgle.

Como bien explican en el apartado “Acerca de”, Pubgle es 

un motor de búsqueda que combina la capacidad de indexación del Pubmed con la de búsqueda en Internet de Google. La búsqueda se realiza en el Pubmed, restringida a un subgrupo de artículos, las guías de la práctica clínica. Para ello se utiliza dos estrategia de búsqueda diseñadas para encontrar guías de práctica clínica:

Búsqueda simple… Practice+Guideline[ptyp] AND Término introducido

Búsqueda Plus….Guideline[ptyp] OR Practice+Guideline[ptyp] OR “Guidelines”[MeSH Terms] OR (“health planning guidelines”[MeSH Terms] OR HEALTH-PLANNING-GUIDELINES[Text Word]) OR Consensus+Development+Conference[Publication Type] AND Término introducido

 

Además, a través de esta herramienta he podido conocer otra: Pubmed.es

  • Pubmed.esPubmed.es es una herramienta que interroga al PUBMED para los artículos indexados en castellano, cosechando las referencias con los títulos de los artículos en castellano. Las búsquedas se realizan de forma libre y en el título vernáculo de la publicación por lo que pueden realizarse con términos amplios en Inglés ( mejor con términos MESH) pero también con términos de búsqueda en castellano, utilizando términos de uso frecuente.
    Pero, además, nos devuelve los vínculos de los artículos cosechados a texto completo, cuando está disponible, no solo de los artículos que ya ofrecen directamente esa posibilidad en el pubmed, sino de otros muchos, con lo que la capacidad de encontrar el artículo deseado se multiplica de forma extraordinaria.

Bueno, pues hoy tenéis dos herramientas por el precio de un post, espero que os sean de utilidad.

http://www.pubgle.com
http://www.pubgle.com
http://www.pubgle.com

http://www.infodoctor.org/pubmedes.html
http://www.infodoctor.org/pubmedes.html
http://www.infodoctor.org/pubmedes.html

Buscador específico en Hospitales españoles


Joan Marquès Faner trabaja en el Hospital Son Dureta, en Mallorca. El otro día publicaba en su blog el enlace a un buscador específico que ha creado él mismo y que permite localizar la información recogida en todas las webs de hospitales españoles.

Para poder acceder al buscador específico podéis pinchar en la imagen anterior.

Faner nos comenta en su blog que para configurar este buscador ha tenido que consultar el Catálogo Nacional de Hospitales 2009, elaborado por el Ministerio de Sanidad y Política Social, e introducir a mano unos 450 hospitales y clínicas. Por este motivo, si alguno de nosotros detectara algún error u omisión, nos pide que se lo comuniquemos (por ejemplo a través de los comentarios de su blog o a través de su cuenta en Twitter).

Los 450 hospitales y clínicas introducidos, tanto de carácter público como privado, os permitirán realizar una búsqueda directa sobre este sector sin perder el tiempo con resultados que nada tienen que ver con sanidad o con España.

Por cierto que si busco la palabra “Biblioteca” en este buscador, no aparece la del Hospital de Torrevieja… será que, como comenta Faner en su entrada, el buscador sólo recoge aquella información que ha sido volcada en las páginas web de las instituciones introducidas. ¿Quién decide qué información se pone en una web de hospital? ¿Información sanitaria, institucional o ambas?

 

http://bit.ly/buscador-hospitales
http://bit.ly/buscador-hospitales
http://bit.ly/buscador-hospitales