¿Nuevo esquema de evidencias?


El 23 de junio, publicado en artículo ahead of print en BMJ, nos encontramos con una interesante discusión o, al menos, algo sobre lo que pensar.

Dr. Murad comenta, en su artículo titulado New Evidence Pyramid, que sabemos que no toda la evidencia es igual, y de hecho la representamos de manera simplificada con un esquema en forma de pirámide, que facilita su entendimiento y su explicación a la hora de enseñar. En este artículo se sugiere una nueva forma de interpretar la pirámide de la medicina basada en la evidencia, donde las revisiones sistemáticas y los metaanálisis serían herramientas para la evaluación previa, la sintetización y la aplicación de estas evidencias.

En general, las diferentes versiones de la pirámide muestran en la base los estudios más débiles (ciencia básica y series de casos), seguidos por casos-control y estudios de cohortes, después los ensayos controlados aleatorizados y finalizando, en la cúspide de la pirámide, por las revisiones sistemáticas y metaanálisis. Por ejemplo, la pirámide de las 6S (Single studies, Synopses of single studies, Syntheses, Synopses of Syntheses, Summaries, Systems) hace hincapié en que las fuentes situadas en la base de la pirámide, las de menor evidencia, son las menos preferidas en la práctica ya que requieren más experiencia y tiempo para identificar, evaluar y aplicar. Pongamos como ejemplo un artículo publicado en una revista científica frente a una revisión sistemática.

The methodological intricacies and dilemmas of systematic reviews could potentially result in uncertainty and error. One evaluation of 163 meta-analyses demonstrated that the estimation of treatment outcomes differed substantially depending on the analytical strategy being used.

En base a esto, MH Murad propone en su artículo dos variaciones de la pirámide (figure 1) y ofrece dos justificaciones a éstas.

Nueva piramide.png

A principios de los 2000, el grupo de trabajo GRADE desarrolló un marco de trabajo en el que las evidencias ya no se medían por el tipo de estudio debido a que diferentes factores podrían alterar la fiabilidad de los resultados, y estos factores pueden no ser los mismos en todos los estudios. Por ello, la primera modificación sería cambiar esas líneas rectas que separan cada tipo de estudio en la pirámide por líneas onduladas con la intención de hacer notar la fluctuación de la que habla GRADE. La segunda modificación, basada también en estas recomendaciones GRADE, pasaría por sacar de la cúspide de la pirámide las revisiones sistemáticas y usarlas para valorar y aplicar a los otros tipos de estudio encontrados en la pirámide. Es decir, la revisión sistemática (como proceso de selección de los estudios) y metaanálisis (como agregación estadística) son herramientas para consumir y aplicar la evidencia por parte de las partes implicadas.

The systematic review (the process of selecting the studies) and meta-analysis (the statistical aggregation that produces a single effect size) are tools to consume and apply the evidence by stakeholders.

Me gustaría dejar aquí el párrafo con el que el Dr. Murad finaliza el artículo:

This pyramid can be also used as a teaching tool. EBM teachers can compare it to the existing pyramids to explain how certainty in the evidence (also called quality of evidence) is evaluated. It can be used to teach how evidence-based practitioners can appraise and apply systematic reviews in practice, and to demonstrate the evolution in EBM thinking and the modern understanding of certainty in evidence.

No sé hasta qué punto estáis de acuerdo en este nuevo concepto de evaluación de evidencias. Coincido con el autor en que es menos fiable una evidencia definida por el tipo de estudio en el que esté publicada que por el análisis de este estudio y de sus características individuales. La lectura crítica y la comprensión por parte del lector/evaluador ahora se hace indispensable cuando antes se podía uno abstraer al tipo de estudio para afirmar una evidencia. ¿Qué implicará este cambio? ¿Calará y será tenido en cuenta a partir de ahora? Quizás era algo que ya se estaba aplicando y sólo faltaba la nueva representación en una pirámide, en este caso truncada.

¿Qué opináis?

Artículo original:

PerspectiveNew evidence pyramid

M Hassan Murad, Noor Asi, Mouaz AlsawasFares Alahdab

Evid Based Med ebmed-2016-110401Published Online First: 23 June 2016 doi:10.1136/ebmed-2016-110401

Versión premium de TripDataBase y Trip Evidence Service


TripDataBaseDesde 1997 la base de datos Trip ha sido utilizada por millones de usuarios para mejorar sus consultas localizando rápidamente la evidencia. A lo largo de estos años Trip ha sufrido cambios y mejoras, permitiendo a sus usuarios buscar diferentes tipos de contenido, incluyendo vídeos, imágenes, noticias, panfletos con información para pacientes, etc.

Ahora nos presentan la nueva versión de Trip Database con esta infografía donde ofrecen datos clave, los resultados de una encuesta pasada a los usuarios, información sobre las herramientas utilizadas a nivel global para localizar las evidencias (en Europa, por ejemplo, citan a Prescrire, Swedish Council on Technology Assessement, IQWiG, Drug and Therapeutics Bulletin of Navarre, ESCARDIO, WHO Guidelines…). El siguiente punto de la infografía es el que se refiere a las características premium, y es que la gran novedad de Trip DataBase es que se vuelve Freemium. Esto significa que seguirá siendo una herramienta gratuita, pero ofrecerá ventajas a aquellos que dispongan de la versión de pago. Estas ventajas son las siguientes:Ventajas Premium TripDataBase

A continuación, en la infografía, se puede ver un cuadro comparativo de Trip+ con otras herramientas que existen en el mercado y con la versión gratuita de Trip. Si estás interesado en la versión de pago, los precios son muy competitivos y existen dos versiones: suscripción individual (unos 40 dólares al año) y suscripción para instituciones (unos 200 dólares al año). Si os preguntáis la razón por la que nace esta versión de pago es para hacer esta herramienta financieramente estable. Puedes leer toda la información aquí.

Otro servicio que me ha llamado la atención es el Trip Evidence Service, que estará disponible a partir del 1 de junio de 2015 y que ofrece la posibilidad de solicitar búsquedas bibliográficas expertas y que dividen en:

1.- Literature search review service

2.- Scoping evidence review service

3.- Horizon Scanning service

Para hacer uso de este servicio de búsquedas no es necesario ser usuario premium. Ah, y recuerda que independientemente del tipo de usuario que seas, es recomendable que te registres en la página para poder gestionar tus búsquedas. Si ya estabas registrado te pedirán que modifiques tu login y password por temas de seguridad al pasar al nuevo sistema.

https://www.tripdatabase.com
https://www.tripdatabase.com
https://www.tripdatabase.com

Búsqueda de la evidencia, ¿por dónde empezar?


SB_RafaRotaeche12Feb14La semana pasada, en SocialBiblio, Rafa Rotaeche participó como ponente en el webinar titulado “Búsqueda de la evidencia, ¿por dónde empezar?“. Durante la hora de la charla vimos en qué consiste la Medicina Basada en la Evidencia, cuáles son sus vicios y qué beneficios aporta a la medicina. Comentamos el proceso de búsqueda, cómo elaborar preguntas clínicas en formato PICO y se citaron algunas fuentes de información médica y cuál podría ser su uso dependiendo de la información que estuviéramos buscando.

En la web de SocialBiblio se ofrecen los materiales y la grabación de la charla para aquellos que no pudieron asistir o que quieran verla de nuevo:

Materiales de “Búsqueda de la evidencia, ¿por dónde empezar?”
Materiales de “Búsqueda de la evidencia, ¿por dónde empezar?”
Materiales de “Búsqueda de la evidencia, ¿por dónde empezar?”

#15 post invitado: Epistemonikos


logo-epistemonikos

Una nueva entrada en “Post invitado a Bibliovirtual“, esta vez vamos a hablar de una herramienta indispensable para la búsqueda y localización de información relacionada con los cuidados de salud basados en la evidencia. Hace unas semanas contactaba con Gabriel Rada, director del Programa de Medicina Basada en Evidencia de la PUC Chile, director del proyecto Epistemonikos, miembro del departamento de Medicina Interna de la Pontificia Universidad Católica de Chile y, también, profesor en distintos cursos de medicina basada en la evidencia. Pero mejor que nos explique él qué es Epistemonikos:

¿Qué es Epistemonikos?

Epistemonikos es un proyecto que busca acercar la información científica a quienes necesitan tomar decisiones sanitarias. El producto principal que hemos desarrollado para lograr esto es la base de datos Epistemonikos, la cual es accesible en 9 idiomas, de manera totalmente gratuita (en español: www.epistemonikos.org/es).

En esta base de datos intentamos recopilar la información necesaria para la toma de decisiones en salud. En la actualidad existe consenso en el mundo académico, y entre la mayoría de los profesionales sanitarios, en que cierto tipo de información puede ser llamada evidencia (o prueba), y es esta información la que seleccionamos, con el objetivo de separar la paja del trigo. Mediante una serie de métodos que combinan tecnologías automáticas y participación de seres humanos, intentamos recopilar toda la evidencia en salud que hay en el mundo. El software viene siendo desarrollado por nuestro equipo desde hace ya 3 años, pero aún existen pasos que no pueden ser realizados confiablemente por software, por lo que múltiples colaboradores nos ayudan a realizar estas tareas.

En segundo lugar, intentamos traducir toda la información que ingresa al sitio. Por ahora, el sitio está disponible en 9 idiomas, incluyendo la posibilidad de realizar búsquedas en todos ellos. Para contar con estas traducciones también combinamos el uso de software para recopilar las traducciones ya disponibles en la web, y para generar traducciones automáticas. Nuestra red de colaboradores va generando traducciones de mayor calidad de aquellos artículos (título y resumen) para los cuales no existe una traducción. Esta parte del proyecto va avanzando rápidamente en español, aunque aún queda mucho por recorrer.

Finalmente, una de las cosas que hace único a Epistemonikos, es que nuestros colaboradores van agregando información sobre cómo se relacionan unos artículos y otros. Por ejemplo, si un usuario llega a un ensayo clínico sobre el tema que le interesa, Epistemonikos es capaz de indicarle que ese ensayo ha sido resumido, junto al resto de los ensayos existentes para esa pregunta, en una revisión sistemática (el tipo de evidencia de mayor jerarquía). A su vez, puede indicarle que esa revisión ha sido sintetizada en un lenguaje más simple y sucinto, en lo que se conoce como resumen estructurado.

El proyecto Epistemonikos va más allá que la base de datos Epistemonikos, sin embargo, el resto de las iniciativas están en una etapa preliminar. Un buen ejemplo es el proyecto Blogosfera sanitaria, en que nos hemos aliado con el blog Matasanos para poder entender cómo utilizan la evidencia los blogueros, y de esta forma intentar llevar la mejor información científica a quienes necesitan tomar decisiones sanitarias. Los blogueros son actores sumamente relevantes en esta tarea.

¿Por qué nace y a quién va dirigido? ¿Quién lo crea?

Nace porque tomar buenas decisiones en salud es fundamental, pero la información ha ido aumentando de manera acelerada, y los recursos de búsqueda no lo han hecho a un ritmo similar. Aún es necesario ser “experto en búsquedas” para conseguir acceder a la información. Por otra parte, prácticamente no existe información en idiomas distintos al inglés, y esta sigue siendo una de las principales barreras en muchos países.

El proyecto se crea hace 3 años en Santiago de Chile, cuando Gabriel Rada, director del Programa de Medicina Basada en Evidencia de la PUC Chile, junto con Daniel Pérez, ingeniero de software y creador de múltiples emprendimientos digitales, unen sus ideas y experticias para poder llevarlo a cabo. Durante el transcurso del proyecto, se ha contado con la ayuda de otros académicos de la PUC y de algunos otros centros en distintas partes del mundo, y de un grupo muy capacitado de ingenieros de software (en la sección “acerca de” de nuestro sitio hay más detalles sobre esto).

Por ahora, el público objetivo son los profesionales de todas las áreas de la salud, y también quienes toman decisiones a nivel del sistema y políticas de salud. Si bien la simpleza del sitio permite que sea utilizado por pacientes o el público en general, el tipo de información que encontrarán no es la más adecuada para este grupo.

¿Qué podemos encontrar?

En la base de datos Epistemonikos encontrarán principalmente revisiones sistemáticas,  resúmenes estructurados (resumen de la evidencia en 1 página, en un lenguaje más amigable) y revisiones panorámicas (revisiones de revisiones sistemáticas; a medida que la información aumenta, la necesidad de este tipo de publicaciones ha aumentado). También encontrarán los estudios que las revisiones sistemáticas han identificado como aquellos que responden la pregunta de interés. Por ejemplo, si un investigador quiere saber si la vitamina C previene el resfrío, definirá una serie de criterios para determinar que estudios son confiables y cuáles no. Luego revisará toda la literatura pertinente, para finalmente definir  cuáles cumplen esos criterios. Estos estudios también quedan disponibles en Epistemonikos.

– Una breve explicación sobre su uso

Para usar Epistemonikos hay que seguir 3 sencillos pasos.

1- Elegir el idioma de navegación: Si el usuario está familiarizado con el inglés, es mejor que utilice esta interfaz (prácticamente toda la literatura científica en salud está disponible en este idioma). Si prefiere acceder a las traducciones, se debe seleccionar la versión en castellano. El sistema entregará la mejor traducción disponible (desde traducciones oficiales u originales en español, pasando por traducciones realizadas por colaboradores del proyecto, y finalmente traducciones automáticas, si no existe ninguna de las anteriores).

2- Realizar una búsqueda utilizando los términos principales de la pregunta: En general una buena pregunta tiene un término para la población o condición que se busca tratar o prevenir (por ej. Resfrío)  y uno para la intervención terapéutica u otra acción clínica específica que se desea evaluar (por ej. Vitamina C).

3- Navegar hacia la mejor evidencia utilizando filtros, siguiendo las relaciones y utilizando el dolmen: Este paso es fundamental, y es recién aquí cuando Epistemonikos logra su mayor valor; utilizando conceptos muy mínimos de atención sanitaria basada en evidencia (ASBE), el usuario puede seleccionar información de mayor jerarquía, o evidencia resumida. Por ejemplo, si el primer resultado es un estudio de vitamina C en resfrío, de dudosa relevancia, Epistemonikos permite contactar este con el resto de la evidencia que responde la misma pregunta. El concepto fundamental es que debemos preferir revisiones sistemáticas por sobre estudios primarios, y el segundo concepto importante es que la evidencia “filtrada” es preferible a la no “filtrada”. Así, desde este estudio de dudosa relevancia, el usuario puede seleccionar la categoría de evidencia de mayor jerarquía, o desde el mismo artículo ir a las revisiones sistemáticas que incluyen a ese estudio primario. Una vez entramos a un artículo, veremos el dolmen a la derecha. Este diagrama de 5 categorías entrega un resumen de toda la evidencia relacionada con ese artículo en particular.

¿Podemos aportar feedback los propios usuarios?
Por supuesto. Nuestro mayor deseo es transformar el proyecto en una iniciativa colaborativa global, cuyo principal objetivo sea acercar la información científica a quienes toman decisiones en salud. La retroalimentación sobre cómo hacerlo mejor es muy bienvenida, así como también estamos deseosos de convencer a otras personas para que puedan colaborar con el proyecto (recopilando información, ayudándonos a traducir, etc.) Hemos sido bastante activos para establecer sinergias con proyectos con un objetivo similar, pero sin duda que existen muchos otros actores persiguiendo este objetivo que aún no hemos identificado.

Post invitados anteriores:

#1 Enfermería en Práctica Avanzada

#2 Dermapixel

#3 Sobrevivirrhhé

#4 Cuadernill@ da Enfermeir@

#5 Diario de una mamá pediatra

#6 El cuaderno de bitácora de Fran Sánchez

#7 Blogaceutics

#8 El blog de Rosa

#9 El Paciente y tú

#10 Historia Clínica

#11 La Comisión Gestora

#12 Paula Traver

#13 Medicina de Familia Tortuga

#14 Dermatología y más cosas

Si quieres ser Post Invitado en Bibliovirtual, envíame un correo.

Webliography of resources for evidence-based health care


cochrane

Buscando recursos para una búsqueda bibliográfica que me habían pedido llegué a la Webliography recopilada por la Cochrane Collaboration. Los han dividido en varios apartados:

  • Books, articles & online resources: clinical guidelines, clinical studies, critical appraisal, epidemiology and statistics, evidence-based health care and medicine, HTA, literature searching, policy making, reporting guidelines, systematic reviews & meta-analyses.
  • Databases: recoge más de 30 bases de datos.
  • Journals: recopilación de revistas dedicadas a la medicina y enfermería basadas en la evidencia.
  • Patient resources: información “por” y/o para pacientes.
  • Tutorials & tools: infinidad de herramientas que nos pueden ayudar a localizar esta preciada información.
  • web 2.0 (social media): blogs, news & networks, podcasts, rss feeds, wikis,

Para sugerir nuevos recursos o hacer correcciones podéis enviar un correo a web@cochrane.org.

Por cierto, sí encontré información para la búsqueda bibliográfica que estaba haciendo.

http://www.cochrane.org/about-us/evidence-based-health-care
http://www.cochrane.org/about-us/evidence-based-health-care
http://www.cochrane.org/about-us/evidence-based-health-care

Los 5 pasos de la MBE


The Five Steps of EBM (graphic by Duncan Dixon, librarian)

A raíz de una pregunta recibida en formspring, me he puesto a trastear por algunas wikis que, la verdad, tenía bastante olvidadas. En “HLWIKI Canada“, wiki para bibliotecarios en ciencias de la salud, me encuentro con el artículo titulado “Five steps of EBM” y que no tiene más que un gráfico muy descriptivo y una enumeración de los 5 pasos que formarían el “camino” de la medicina basada en la evidencia:

  1. Hacer preguntas que se puedan responder.
  2. Encontrar la mejor evidencia.
  3. Hacer una evaluación crítica de la evidencia.
  4. Actuar a partir de esa evidencia, aplicando los valores al paciente.
  5. Evaluación de los resultados resultantes de la decisión tomada.

El papel de los bibliotecarios médicos en la MBE, como indica Dixon en el cuadro que ilustra esta entrada, se circunscribiría a los dos primeros puntos: la formulación de la pregunta y la localización de la mejor evidencia. El resto de los pasos están destinados a ser dados por los profesionales de la salud, pero se sustentan en los dos primeros (que no son sólo de nuestra competencia, obviamente). De esto se deduce la importancia, como bibliotecarios, de saber “construir” las preguntas adecuadas y conocer las herramientas y lugares donde localizar la mejor evidencia.

Por ejemplo:

Pero podéis consultar también la web de Rafa Bravo en Infodoctor, en el apartado “Medicina basada en la evidencia“. O incluso artículos que hablan del tema (“Best evidence continuous medical education“, “Evidence-based medicine must be…“, “Evidence-based medicine: applying valid evidence“, etc.) De todas formas recordad que tenéis a vuestra disposición el apartado comentarios para poder sugerir más enlaces y sitios, temas de interés, etc. Quiero escucharos :)