Disponible el MeSH 2011


MeSH 2011 disponible

Ya está disponible la versión 2011 de los Medical Subject Heading (MeSH). En este enlace podéis encontrar no sólo información sobre su uso y estructura, sino también sobre recientes actualizaciones y disponibilidad de los datos.

In biomedicine and related areas, new concepts are constantly emerging, old concepts are in a state of flux and terminology and usage are modified accordingly. To accommodate these changes, descriptors must be added to, changed or deleted from MeSH with adjustments in the related hierarchies, the Tree Structures.

Before new descriptors are introduced, there is careful consideration of how the concept is currently indexed or cataloged. If the existing descriptors and qualifiers (subheadings) precisely characterize or identify the literature on the subject, there may not be a need for a new descriptor. Both too much change or too little change are to be avoided as MeSH is kept current with changes in biomedical knowledge. In selecting the expressions to be used for a new MeSH descriptor, it is the usual practice to adopt the expression most commonly used by the authors writing in the English language.

Se han añadido nuevos descriptores (entre añadidos y actualizaciones hay un total de 573), como “bullying“, “catheters” (este va a ser útil) o “Retinal Dystrophies” que es una actualización del término “retinal degeneration“.

Más enlaces:

Para aquellos que realizan o gestionan aplicaciones y necesitan descargar el MeSH, disponen del tesauro en versión XML. Y para el resto, podemos seguir consultándolo desde el “MeSH Database“, como hemos hecho siempre.

http://www.nlm.nih.gov/mesh/introduction.html
http://www.nlm.nih.gov/mesh/introduction.html
http://www.nlm.nih.gov/mesh/introduction.html

Biblioteca Virtual en Salud España


Biblioteca Virtual en Salud España

Hoy, vía @bvs_spain, me entero que se ha lanzado la nueva versión de la Biblioteca Virtual en Salud España.

La Biblioteca Virtual en Salud (BVS) es fundamentalmente, un instrumento de difusión del conocimiento científico que surge a partir de la preocupación de los Organismos Públicos nacionales e internacionales por ofrecer desde Internet una información científica de calidad garantizada. En este sentido, la Organización Panamericana de la Salud de la Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), a partir de 1998 y tras la celebración del IV Congreso Panamericano de Información en Ciencias de la Salud de San José (Costa Rica), se compromete a articular políticas y planes para desarrollar la Biblioteca Virtual en Salud (BVS) como una respuesta integradora a este desafío.

[…]

Desde 1999, la Biblioteca Nacional de Ciencias de la Salud (BNCS) del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), consciente de la importancia para la comunidad científica e investigadora de nuestro país de la difusión de la producción científica, asume el papel de Centro Coordinador del proyecto BVS en España, y comienza a desarrollarlo en colaboración con BIREME (OPS/OMS). BVS España es presentada oficialmente en la IX Jornadas de Información y Documentación Científica en Ciencias de la Salud celebradas en Cáceres en Septiembre de 2001.

BVS España permite acceder a distintas fuentes de información científica en Ciencias de la Salud que incluye bases de datos, catálogos colectivos, publicaciones electrónicas, noticias y herramientas de búsqueda.

En la imagen podéis ver la información que aparece en la web:

  • Un buscador que engloba todos los recursos de la Biblioteca y que muestra los resultados estructurados en los apartados generales como literatura científica u otras fuentes de información de interés.
  • Literatura científica:  se divide en “búsqueda bibliográfica”, “organismos internacionales”, “artículos a texto completo” y “LIS España: sitios saludables”.
  • Otras fuentes de información de interés: “repositorios”, “bases de datos”, “portales”, “directorios”, “web 2.0”, “catálogos colectivos”, “medicina basada en la evidencia”, “monografías”, “bibliotecas virtuales de CCAA”
  • Terminología en salud: “descriptores en ciencias de la salud (DeCS)”, “medical subject headings (MeSH)”, “unified medical language system (UMLS)”, “tesauro de seguridad y salud en el trabajo (CISTHES)”
  • Instituciones científicas: “Instituto de Salud Carlos III (ISCIII)”, “Fundación Española para la Ciencia y Tecnología (FECYT)”, “Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)”

Me gusta la claridad con la que se muestra la información, los recursos que utilizan y, por supuesto, las instituciones que la avalan. Un recurso que se presenta como un “must read”, un indispensable en nuestros favoritos.

http://bvsalud.isciii.es/php/index.php
http://bvsalud.isciii.es/php/index.php
http://bvsalud.isciii.es/php/index.php

MeSH changes – 2010


El pasado 2 de diciembre se publicó el Boletín Técnico de la NLM donde se informa de los cambios previstos en Medline para el año 2010. El principal cambio será en el tesauro MeSH.

El actual navegador MeSH incluye un enlace con el vocabulario para el año 2010. Además, desde el enlace “introduction to MeSH-2010” se pueden ver todos los cambios y descargar los archivos con las versiones electrónicas tras la lectura de un “memorandum of understanding”.

¿Qué novedades se presentan?

  • Se añaden 442 nuevos encabezamientos: “Blogging”, “Fast Foods” y “Pleasure” son tres de los nuevos encabezamientos.
  • Se cambian o eliminan 72 encabezamientos, utilizando una terminología más actualizada. Por ejemplo: “Cytology is replaced by Cell Biology” o “Mass Immunization is replaced by Mass Vaccination”.

Os recomiendo leer el boletín técnico para estar al día de los cambios, no sólo en el MeSH, sino también en MedLine:

http://www.nlm.nih.gov/pubs/techbull/nd09/nd09_medline_data_changes_2010.html
http://www.nlm.nih.gov/pubs/techbull/nd09/nd09_medline_data_changes_2010.html
http://www.nlm.nih.gov/pubs/techbull/nd09/nd09_medline_data_changes_2010.html

Recopilación de Buscadores


Siguiendo en la línea de la entrada sobre wikis y recursos gratuitos a texto completo, os voy a dejar un listado (no entro en detalles) de buscadores. No están todos los que son, ni son todos los que están, ya que algunos podrían considerarse metabuscadores o herramientas de apoyo al portal al que pertenecen. De todas formas, si alguien conoce o se acuerda de alguno más, que nos envíe un comentario con el nombre del buscador y la dirección. Tened en cuenta que algunos de estos recursos requieren registro o suscripción.

Buscadores en Ciencias de la Salud:

MedLine/PubMed:

EBM y Revisiones:

Guías de Práctica Clínica:

Imágenes:

Para pacientes:

Medicamentos:

Congresos:

Radiología:

Descriptores:

Web of Knowledge:

Las dificultades de las búsquedas bibliográficas


Uno de los servicios que ofrece la Biblioteca del Hospital de Torrevieja* es la de realizar búsquedas bibliográficas sobre un tema. Los usuarios de la Biblioteca tienen a su disposición un formulario que han de completar para solicitar la búsqueda. Dos de los datos más importantes son el tema de la búsqueda y una breve explicación. Yo no soy médico y muchas veces se me escapa la terminología, lo que puede mermar la relevancia de los resultados. Hay que tener en cuenta también los diferentes idiomas. Las búsquedas, por lo general, se hacen en inglés. Esto implica que hay que, primero, traducir lo que nos han pedido (que suelen pedirlo en castellano), saber qué significan los acrónimos que han utilizado, y si están en inglés o en español. Y si no han utilizado ningún acrónimo, saber si existe alguno que designe a esa enfermedad, síndrome, herramienta, procedimiento… ya que hay que contar con toda la información posible para comenzar a hacer una búsqueda completa.

La semana pasada me encontré con una entrada en un blog que me hizo sonreír y pensar: “¡A mí también me ha pasado!”. La entrada se titula “Online Search Tools: Stump the Librarian? Maybe Not” (“Herramientas de búsqueda online: ¿Desafío para el Bibliotecario? Quizás no”). En esta entrada, su autora Kathleen Crea, plantea las dudas surgidas a partir de una solicitud de búsqueda donde aparecía el acrónimo NASH y que podía tener diferentes significados según donde se buscara su definición.

Cuando recibo una petición de búsqueda, el primer paso es leerla detenidamente, adivinar -en la mayoría de los casos- qué es lo que pretende encontrar exactamente el usuario y ver con qué datos cuento según la definición que me incluyen en el formulario. Y luego sólo hay que pasar a la acción. Si la petición está en español el primer paso consiste en localizar los términos clave de la búsqueda, añadir los sinónimos y hacer la traducción al inglés. Para ello me suelo ayudar de la base de datos de descriptores en ciencias de la salud, del MeSH de PubMed y muchas veces también de los descriptores relacionados en un artículo que encuentro relevante (formato MEDLINE en el display de PubMed). También puedo echar mano de Google e incluso preguntarle al propio médico que me ha solicitado la búsqueda, para que me amplíe información sobre esta terminología (normalmente ya saben algo del tema, han leído literatura y pueden aportar algún término en inglés que no habían incluido en el formulario).

Hasta aquí, más o menos, la tarea de una búsqueda es sencilla. Lo complicado viene ahora: crear una estrategia de búsqueda según lo que necesitemos saber y la base de datos contra la que estemos trabajando. Como en todas partes, cada persona se va creando sus propios trucos a lo largo del tiempo, de manera que llega un momento en que parece que las estrategias “salen” automáticamente al leer una pregunta. También es verdad que la mayoría de las veces hay que lanzar varias preguntas o reformular la estrategia según los resultados obtenidos, con el fin de encontrar los artículos más relevantes a nuestra consulta. Conocer bien el uso de operadores booleanos, signos y símbolos, palabras clave y descriptores, e incluso utilizar diferentes herramientas para consultar una misma base de datos determinará el éxito de nuestra búsqueda. Pero ese éxito lo da, sobre todo, la práctica. Mucha práctica.

 

*Actualización: dejé de trabajar en la Biblioteca del Hospital de Torrevieja en 2012, pero no he dejado de hacer búsquedas bibliográficas.

ARRS Goldminer: buscador de imágenes radiológicas


goldminer

A través de USALbiomédica he llegado al buscador de imágenes radiológicas ARRS GoldMiner, desarrollado por la American Roentgenology Ray Society, que proporciona acceso a imágenes radiológicas publicadas en unas 260 revistas revisadas por pares. Como nos dicen en el blog USALbiomédica, ofrece opciones de búsqueda avanzada y la posibilidad de aplicar filtros para ayudar a precisar las búsquedas: tipo de imagen, edad y sexo.

A diferencia de otros buscadores, ARRS GoldMiner incorpora vocabularios especializados, como los Medical Subject Headings (MeSH) de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos (NLM).

Además, en fase beta, se encuentra una nueva funcionalidad: ARRS GoldMiner Global, que permite buscar más de 213000 imágenes en 11 idiomas. El problema: buscando la palabra “riñón” en español localicé poco más de 11600 imágenes. Introduciendo la palabra “kidney” y buscando en inglés obtuve 12000. Todavía hay un sesgo por idioma, pero están en fase beta. Mejorará.

DeCS – Descriptores en Ciencias de la Salud


La búsqueda en MedLine y otras bases de datos puede complicarse si no controlamos el vocabulario científico en inglés. Para solventar este problema y ayudar en la traducción de los términos podemos utilizar DeCS:

El vocabulario estructurado y trilingüe DeCS – Descriptores en Ciencias de la Salud fue creado por BIREME para uso en la indización de artículos de revistas científicas, libros, anales de congresos, informes técnicos, y otros tipos de materiales, así como para ser usado en la búsqueda y recuperación de asuntos de la literatura científica en las bases de datos LILACS, MEDLINE y otras.

Fue desarrollado a partir del MeSH – Medical Subject Headings de la U.S. National Library of Medicine con el objetivo de permitir el uso de terminología común para búsqueda en tres idiomas, proporcionando un medio consistente y único para la recuperación de la información independientemente del idioma.

El DeCS integra la metodología LILACS y es un componente integrador de la Biblioteca Virtual en Salud.

Tiene como finalidad principal servir como un lenguaje único para indización y recuperación de la información entre los componentes del Sistema Latinoamericano y del Caribe de Información en Ciencias de la Salud, coordinado por BIREME, y que abarca 37 países en América Latina y el Caribe, permitiendo un diálogo uniforme entre cerca de 600 bibliotecas.

Participa en el proyecto de desarrollo de terminología única y red semántica en salud, UMLS – Unified Medical Language System de la U.S. National Library of Medicine con la responsabilidad de la actualización y envío de los términos en portugués y español.