3, 2, 1 Desconexión


¿Sabéis qué palabra suena muy bien? Vacaciones.

¿Sabéis qué palabra acompaña muy bien a “Vacaciones”? Desconexión.

¿Qué es lo que voy a hacer durante la Desconexión de mis Vacaciones? En el manifiesto de arriba lo dice bien claro.

Os veo a la vuelta, allá por la primera semana de octubre.

¿Y él sufre?


En otras ocasiones hemos tratado el tema de cómo un médico se enfrenta al momento de comunicar malas noticias sobre el estado de salud de un paciente o la evolución de una enfermedad. Un tema delicado. Pero hoy es sábado, me queda una semana de trabajo antes de coger las vacaciones y quiero compartir con vosotros un vídeo que no localicé en su momento.

Grandiosa escena de la película “Amanece que no es poco“, de José Luis Cuerda. El médico le comunica a uno de los vecinos del pueblo que su padre se está muriendo:

Sin duda, una de mis películas favoritas.

De vacaciones a La Biblioteca


The Library

Estamos a mediados de agosto y aún hay gente que no ha podido disfrutar de las vacaciones. Muy mal. Además puede darse el caso de que aún tengas días pendientes de disfrutar y no sepas dónde ir. Hoy te voy a sugerir el lugar ideal: La Biblioteca.

La Biblioteca, The Library, es un hotel que se encuentra en Thailandia. El edificio que da nombre al hotel es, por supuesto, una biblioteca, y te permite sumergirte en el color blanco para disfrutar de la lectura:

Read in White

Pero el buen tiempo invita también a nadar, y nada mejor que hacerlo en una piscina roja, también perteneciente al hotel:

Swim in Red

Y después de esto, ¿aún no sabes dónde invitarme en vacaciones? Si al final voy a tener que enviarles el c.v. para ver si necesitan bibliotecaria :) Sería el lugar ideal para vivir y trabajar, ¿no?

The Reader

Innovando con lo de siempre


¿Y quién dijo que para innovar se necesitan nuevos instrumentos? Tal vez una buena forma de innovar sea utilizar un nuevo método con las herramientas de siempre. Se pueden hacer las cosas bien de forma distinta a la habitual. En las bibliotecas también.

Smell of Books


La tecnología lo cambia todo… incluso los libros. Estamos en una época donde empiezan a convivir los libros electrónicos con los libros en papel “de toda la vida”. No creo que vayan a desaparecer los libros en papel, sino que convivirán con los libros electrónicos durante una buena temporada. ¿Razones para no abandonar el libro tradicional? Supongo que hay muchas, como el inconfundible olor de un libro nuevo que tantos recuerdos nos trae como el primer día de colegio o la visita a la librería “de siempre”.

Ay, los olores a papel y tinta. ¿Vamos a ser capaces de leer igual un libro electrónico? No huele, no nos puede evocar recuerdos… o sí. Para todos los nostálgicos y a la vez amantes de las nuevas tecnologías hay un producto que se llama Smell of Books y que no es otra cosa que un aerosol con ese olor a libro nuevo tan característico. Sólo tienes que rociar tu lector de e-books con la esencia “New Book Smell” y… voilà, de vuelta a los orígenes:

smell of books

Claro que si tienes gustos más extravagantes siempre puedes optar por el olor a bacon crujiente (Crunchy Bacon Scent) si eres un amante del bacon; el típico olor a moho (Classic Musty Smell) si te hubiera encantado poseer una antigua biblioteca con goteras, ratones y oscuridad; puedes optar por la opción “Eau, You Have Cats” si echas de menos leer un libro en casa de esa abuelita de pueblo que tenía la casa llena de gatos y siempre olvidaba ventilarla. Pero también puedes ser una persona enamorada de los libros de Corín Tellado, soñando con apuestos y musculosos galanes o delicadas damas de corazón sensible… para esta opción nada mejor que “Scent of Sensibility” (lágrimas de emoción garantizadas)

http://smellofbooks.com/
http://smellofbooks.com/
http://smellofbooks.com/